Si tienes página web te interesa esta entrada del blog

Si tienes página web debes saber varias cosas desde el punto de vista de la legalidad, que es lo mío. Recuerdo así a mis lectores que soy abogada en ejercicio y no farmacéutica y que todo lo que está en este blog son mis opiniones y mis consejos.

photo credit: mkhmarketing via photopin cc
photo credit: mkhmarketing via photopin cc

1. La página se mueve y la legalidad también

Pues bien, la primera regla es que una página web se mueve, cambia, menos que un blog, pero también se introducen modificaciones, que deben evaluarse desde la perspectiva de la Ley de Comercio Electrónico (LSSI), de la Ley de Consumidores (en su caso) y de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

Por tanto, cualquier cambio debiera estudiarse para determinar si se ajusta a la normativa vigente o si deben implementarse modificaciones en los documentos legales.

2. La legalidad tiene fecha

Una de las cosas que más se copia y pega son las condiciones de uso o términos de uso, pero curiosamente se hace sin saber cuándo se redactaron. Luego existe también el que copia y pega de varias páginas y así, con el remix, cree que está más cubierto y lo que en realidad ocurre es que lo que está por escrito no tiene nada que ver con lo que tiene en su página. Un ejemplo: si copias de una página de farmacia y esta a su vez copió de una página de una tienda de ropa o de un banco, arrastarás el error y los sinsentidos. Piensa que la normativa cambia y si no sabes lo que copias al final te estás metiendo en un lío. Si quien lo copia es quien te hace la página web entonces podrás exigirles responsabilidades, pero el problema lo tienes tú.

3. La legalidad de la tienda online

Si tienes una tienda online debes prestar especial atención a la política de ventas o condiciones de venta que tengas. Es lo que más quebraderos de cabeza te puede dar por varias razones: por que los clientes se quejan de una venta que no les ha llegado, porque les ha llegado pero dicen que el envase estaba abierto, porque directamente deciden que lo van a devolver, porque quieren devolver parte del pedido, porque ha llegado fuera de plazo…. Y en muchos casos tienes que devolver el dinero. Debes saber que cada cosa tiene que ser tratada según los intereses de la farmacia en cuestión y de lo que tengas contratado. ¿Te has parado a pensar cómo lo tienes? Por ejemplo: es diferente si trabajas con una mensajería u otra, o con correos o con un transportista….Hay que ver qué has negociado porque es diferente llevar muchos años a aterrizar en el mundo online. Además piensa siempre que la experiencia es un grado.

4. Los clientes son consumidores

Recuerda que si tienes tienda online los clientes son consumidores y pueden exigirte de acuerdo con la Ley de Consumidores. Esto significa que hay documentación que tienes que tener a su disposición y que determinados datos obligatoriamente se los tienes que dar. De aquí que es importante cómo tengas todo redactado en ese “rollo legal” que nadie se lee salvo que quiera reclamar.

5. La AGPD velando por la legalidad

No olvides que la Agencia de Protección de datos está activa en materia de páginas web y uno de los aspectos de control es la forma de recogida de datos y consentimientos. Esto significa que tu página tiene que cumplir escrupulosamente la ley y que dependiendo si eres farmacia o sociedad tienes que tener esos datos bien registrados y debe constar en la página una política de privacidad en condiciones, que no puede ser igual que la de tu vecino. En la práctica es algo que la mayoría de las empresas que hacen webs no entran a valorar porque se trata de un tema externo a la web.

Por otro lado, no es ajeno a las empresas que hacen webs la cuestión de las cookies. Pues bien, la AGPD está sancionando por la existencia de cookies en la web y no vale decir que se tienen cookies y ya está, ni hacer copia y pega, cada política de cookies es diferente

6. Qué más cosas haces desde la web

También es importante lo que hagas en tu web y desde tu web. El ejemplo más claro es el envío de newsletters: ¿sabes si lo haces bien? ¿Sabes si la legalidad de tu página esté bien?

 

Llegados a este momento te cuento que si quieres te puedo hacer una auditoría legal de tu página web (no una auditoría técnica, que es otra cosa) y contarte si está o no bien desde el punto de vista de la normativa vigente , de la legalidad (y hay muchas que están desactualizadas). También te puedo redactar los términos de uso, la política de privacidad, el aviso legal y las condiciones de venta aportándote la documentación que debes tener a disposición del cliente. Y si tu problema es la protección de datos, también puedes contar conmigo.

Pero más allá de que este post te ofrezca mis servicios, te recuerdo que si tienes página web debes comprobar si se ajusta o no la normativa y doctrina que, de hecho, están cambiando continuamente.

Autor: Isabel Marín Moral

Abogada especializada en Derecho Farmacéutico, protección de datos y nuevas tecnologías.

Deja un comentario.