¿En qué te fijas cuando creas o descargas una App? Hablemos de Apps!

Vamos con las Apps y en qué tenemos que fijarnos.

Todos llevamos alguna App en el móvil. Quien más o quien menos tiene Twitter, Facebook o, si no somos muy de redes sociales, casi todo el mundo ha sucumbido ante WhatsApp.

p
photo credit: Frau Hölle via photopin cc

Si nos fijamos en las Apps que tenemos en el móvil, algunas son útiles, por ejemplo, con Aemet accedemos a la previsión del tiempo sin esperar a que terminen las noticias. Otras, depende de a lo que te dediques, te interesan más o menos, así un surfista o “supeador” no puede vivir sin su aplicación de mareas como Tu Marea, o un médico tiene el Vademecum. Hay aplicaciones que utilizamos en el transporte público para matar el tiempo (¿qué me decís de Candy Crush, el Minecraft o Apalabrados?). Otras están ahí pero apenas las usamos, ¡cómo no van a estarla linterna o Shazam! Y luego hay unas cuantas que las descargamos sabiendo que nos van a ayudar a mantener la forma, son chivatos que nos dicen cuánto corremos como Runtastic y nuestras “marcas”, eso lo acompañamos de Spotify y encima lo compartimos en redes sociales para demostrar que estamos en forma.

Además depende de quien sea el móvil o tableta podremos ver cada vez más aplicaciones ligadas con la salud, eso que ha venido a llamarse ehealth y mhealth. Así vemos que aplicaciones como Fotoskin o Glutenmed están siendo muy descargadas y, recientemente, hemos asistido al desembarco de Apple que conecta sus Apps con sus wearables, como esos relojitos que pueden monotorizar nuestra actividad. y controlan hasta nuestro ritmo cardíaco.

Ese es el mundo de hoy. Va a toda velocidad y todos queremos subirnos al tren de ser los más actualizados, los más modernos y, por ello, cuántas más Apps tengamos en el móvil somos más cool. Pero, ¿sabemos exactamente lo que estamos haciendo? ¿Sabes a qué datos tuyos acceden las Apps que tienes en el móvil? ¿Sabes qué permisos has dado a los desarrolladores de las Apps? Y si eres farmacia, ¿Te has preocupado en saber a qué datos de tus usuarios accede tu App?, ¿Cómo están protegidos? ¿Dónde están? ¿Qué has exigido a tus informáticos (además de que sea bonita)? Seguro que a más de uno estas preguntas le suenan a chino o, incluso, me puede decir “qué más da…., si todos nuestros datos son públicos”, “yo lo que quiero es tener la App” o, en caso de la farmacia, “he pagado y con eso vale, si tengo un problema se encargarán los informáticos o la empresa con la que he contratado” o “es un plus que doy en la farmacia y no me pueden exigir nada mis clientes”

Pues bien, las Apps están sujetas a la legalidad, a pesar de lo que alguno pueda pensar no hay vacío legal y la LOPD es normativa fundamental y claramente aplicable.

Como usuario tienes derechos que son exigibles y si como farmacia (o farmacéutico) desarrollas tu App eres responsable de todo lo que hagas con ella, entre otras cosas, de todos los accesos y de la protección de datos y privacidad (amén de la normativa farmacéutica). Además hay que saber que la Agencia de Protección de Datos Española (AGPD) ha puesto el foco en ellas.

El último estudio sobre apps en materia de protección de datos

Hay una institución que se llama Red Global de Control de la Privacidad (GPEN) en la que está la AGPD que ha hecho un estudio para fomentar el cumplimiento de la legislación de protección de datos y privacidad, promover la concienciación de los usuarios y obtener una visión integral y conjunta. Pues bien, evaluando 1200 aplicaciones gratis y de pago, los resultados son estos:

  • Solo un 15% de las Apps examinadas suministraban información clara a los usuarios sobre cómo van a ser recopilados, utilizados y divulgados sus datos personales
  • Casi un tercio de las aplicaciones analizadas solicitaban permisos excesivos en relación con las funciones que realizan
  • En el 59% de las Apps a los participantes no les resultó fácil encontrar las informaciones relativas a la privacidad antes de proceder a la instalación
  • Las aplicaciones que gozan de gran popularidad en el mercado se encuentran entre las que han obtenido las mejores puntuaciones.

¿Cómo te han dejado los datos de informe? Impresionante, ¿verdad?

¿Entonces?

Pues bien, si has desarrollado una App para tu farmacia debes ser consciente de cómo está cada uno de los puntos anteriores. Una App puede ser muy bonita, pero si no quieres tener problemas y estar tranquilo debes tener claro que cumples con la ley y si eres tú el desarrollador debes aclarar todos estos aspectos con tus programadores y tener un contrato acorde para quedar amparado.

Si no sabes cómo está tu App mírala con otros ojos, busca, evalúa y, si no te aclaras o tienes dudas, pide una auditoría sobre la legalidad de tu App. Revisa también tu contrato con los programadores o empresa encargada y mira si has tratado el tema de protección de datos. Y recuerda, nosotros te ayudamos para que estés tranquilo!

Autor: Isabel Marín Moral

Abogada especializada en Derecho Farmacéutico, protección de datos y nuevas tecnologías.

Deja un comentario.