¿Cuánto vale hoy una farmacia? Te interesa si compras o vendes.

Es la pregunta del millón y es una de las consultas que más se hace a través de la web y de este blog. Lo que todos tenemos claro es que el dinero no cae del cielo ni brota de los árboles… aunque sea para comprar una farmacia.

photo credit: epSos.de via photopin cc
photo credit: epSos.de via photopin cc

Pues bien, la contestación es “depende” y “no hay un precio fijo de referencia“.

¿Y esto qué significa? Vamos a dar unas pinceladas.

1. La farmacia está sujeta al mercado

A pesar de ser una concesión administrativa lo cierto es que no hay un precio definido como mínimo ni como máximo. La farmacia depende de la oferta y la demanda, lo que significa que cuando hay muchas farmacias en venta el precio baja y, por el contrario, la escasez de disponibilidad de farmacias para comprar hace que el precio suba. Es una lección básica de economía.

La situación ahora es que hay bastantes farmacias a la venta por lo que el precio no es en absoluto el que se cobraba hace 7-10 años, pero más que nunca deben hacerse muy bien las cuentas.

2. Además el precio está sujeto al devenir económico nacional.

Esto significa que no sólo importa que haya más o menos farmacias a la venta, sino que también hay que tener en cuenta el momento económico en el que nos encontramos, que  hace que el precio pueda ser superior o inferior. Un ejemplo claro es que hemos estado asistiendo a una limitación del crédito o, lo que es lo mismo, los bancos no eran proclives a dar dinero para comprar una farmacia (con honrosas excepciones). Como podemos imaginar uno no tiene debajo del colchón o de la loseta de la cocina, 300.000, 400.000 euros o más, lo que nos ha llevado a que muchas operaciones no se hayan podido realizar. Ahora bien, si el vendedor quiere o necesita vender, en ese caso bajará el precio.

3. Cada Comunidad tiene sus especialidades: ¿Huir de un precio excesivamente bajo?

Más allá del tema estrictamente normativo de traspasos (en lo que no me voy a meter ahora) lo cierto es que cada CCAA es diferente porque sus circunstancias difieren de unas a otras. Un ejemplo: si voy a comprar farmacia en Navarra el precio será inferior al de otros sitios porque hay  muchas farmacias establecidas (hubo una especie de “liberalización” encubierta) Por eso hay que saber qué es lo que puede hacer que un precio sea, de entrada, barato,  para valorar si interesa o no la compra, pero sobretodo para determinar si el precio solicitado es adecuado y puede ser pagado para generar un negocio en un periodo de tiempo razonable

4. Farmacia rural: A la baja, pero no siempre.

Son las muchas veces olvidadas pero las altamente necesitadas: las farmacias rurales.

Desgraciadamente la farmacia rural, sobre todo en Comunidades como Castilla y León, atienden a cada vez menos población y más envejecida lo que hace que los precios hayan caído, pero ¡ojo! no todas las rurales son iguales. Por eso hay que ver cada caso en concreto. También hay que valorar que en estas farmacias los gastos no son los de las ciudades como tampoco el stock que se tiene. Además, otras veces interesa por razones personales ligadas a una forma de vida más tranquila y más barata que en la ciudad. Todo cuenta, pero el negocio tiene que ser rentable para tu estilo de vida.

Otra cuestión interesante en las zonas rurales son las residencias de ancianos dependientes de las administraciones locales. Cuando se compra una farmacia es mejor hacer bien las cuentas sin las residencias porque son ingresos que pueden desaparecer de la noche a la mañana.

5. Venta libre o venta de receta

Esto también hace que el precio suba o baje.

Si bien hasta no hace muchos años las farmacias que dispensaban muchas recetas eran muy valoradas ahora, con los problemas de impagos, el platillo de la balanza ha cambiado, de modo que hoy, a priories preferible una farmacia con más venta libre, aunque en ese caso hay que trabajarla mucho.

Ahora bien, una farmacia con mayoría de venta libre no significa que siempre sea rentable. Como siempre, hay que hacer cuentas.

6. ¿Y por qué multiplicamos para vender una farmacia?

No voy a decir que las ventas se multipliquen por 1, por 1,3 o por 1,5. Debemos olvidarnos de los índices multiplicadores y pensar más en los beneficios reales de la farmacia. Para comprar una farmacia hay que estudiar los gastos que tiene para luego, con las ventas, determinar su beneficio. Todo lo demás son factores que pueden llevar una compra a un camino tortuoso futuro.

Sobre este tema os recomiendo también un post que ya escribí hace ya un tiempo, pero que sigue estando vigente: Quiero comprar o vender una farmacia pero, ¿cómo se calcula su precio?

Recuerda: ¡Puedes suscribirte al blog para que no te quedes sin ninguna entrada!

Autor: Isabel Marín Moral

Abogada especializada en Derecho Farmacéutico, protección de datos y nuevas tecnologías.

2 opiniones en “¿Cuánto vale hoy una farmacia? Te interesa si compras o vendes.”

  1. Hola!
    Al calcular el precio de una farmacia según las ventas del año previo, ¿Se tienen en cuenta aquéllos “medicamentos caros”, que por costar más de 143 € dejan un beneficio máximo de unos 36 euros? ¿Cómo y en qué casos se debería corregir el precio de la farmacia?
    Muchas gracias por su información

    1. Hay varias formas de calcular el precio de una farmacia, pero sobre todo depende de las circunstancias particulares de cada una. Si se tiene en cuenta el criterio de facturación y hay muchos medicamentos “caros” deberán ajustarse bien los índices multiplicadores. Yo soy de la opinión que ha de valorarse la farmacia teniendo en cuenta beneficios (no ventas) y valorando otros temas de la farmacia (como local, personal, etc). Un saludo

Deja un comentario.