¿Puedo utilizar una foto de la galería de Google en mi blog o en un trabajo particular?

Esta pregunta me la han hecho muchas veces. Cuando uno escribe un blog, postea en redes sociales, hace una web o simplemente tiene que ilustrar un trabajo o un libro nos encontramos con que lo directo es buscar en Google. Pinchamos en imágenes y voilà tenemos un abanico enorme de fotos, gifs, dibujos… para rebuscar cuál nos encaja mejor.

Imágenes - Photo credit: www.pixabay.com
Imágenes – Photo credit: Pixabay

Lo que he visto muchas veces es que, sin descargar la imagen y sin ir a la página en la que está incluida, se guarda la imagen (con el botón derecho del mouse) y  luego se pega en el blog, web o trabajo, sin prestar mayor atención. Algunos me han dicho que eso no es un copiar y pegar, pero no voy a entrar en semántica. La pregunta es: ¿Se puede hacer? Y la respuesta es: No.

Ese copia/guardar imagen y pegar puede traer problemas al titular del blog o de los perfiles de las redes sociales donde se ha puesto, o a quien hace el trabajo, los gestores de redes o incluso al informático que hace la web, pero es muy fácil actuar de forma correcta para tener la tranquilidad que nuestro blog, ese que nos quita tiempo y que parece que no reporta directamente mucho dinero, no nos dé un susto que nos haga pasar por el Banco o por Tribunales.

Si tú eres de buscar en Google no pasa nada, hay herramientas para poder saber si la foto la puedes o no usar y los límites de uso que tiene. Esto significa que no hay que demonizar a Google y decir que no vale como proveedor “gratuito” de imágenes y tampoco hay que pensar que para ilustrar un blog hay que pasar obligatoriamente por caja (aunque casi siempre nos van a gustar más las fotos de pago).

Si pinchamos directamente en imágenes de Google vamos a tener todo tipo de resultados por eso hay que filtrar y, además de tamaño, color, tipo y más herramientas, tenemos una pestaña de “derechos de uso” que debemos usar. Ahí tenemos que centrarnos y elegir si queremos una imagen que vamos a reutilizar, o que vamos a modificar. Otras están etiquetadas para su utilización no comercial o para su modificación no comercial. Esta forma de ordenar las imágenes de Google no responde realmente a un criterio de reconocimiento de autoría, por lo que obliga a que una vez elegida la imagen hay que ir a la página donde está la imagen y allí se ha de comprobar en la descarga si la foto precisa, por ejemplo, la atribución de autoría (eso que pongo yo a veces debajo de las fotos de mi blog y que suele ser un par de líneas de html). A veces no es necesario descargarla pero sí se especifica la licencia que tiene la foto.

Esto significa que directamente, a pesar de haber filtrado, puede que no sepamos realmente la licencia de Creative Commons que tiene la foto y por eso nunca copies/guardes y pegues una foto sin hacer las comprobaciones.

Una cosa debes tener clara: si la foto no tiene licencia de Creative Commons la foto está sujeta a copyright aunque no ponga eso de copyright o © y aunque la modifiques no por ello es de tu propiedad.

Debes saber que si la foto tiene copyright o la utilizas más allá de la licencia de Creative Commons el autor podrá reclamar una indemnización económica.

Espero que os haya aclarado el tema de las imágenes, pero ya sabéis si tenéis dudas de legalidad podéis contar conmigo 🙂

Nota: La imagen que ilustra este post es Licencia: CC0 Public Domain/Gratis para usos comerciales/No es necesario reconocimiento:  así que no tendría que poner nada bajo la foto, pero a mí me gusta reconocer de dónde las saco, porque al fin y al cabo me facilitan mi labor bloguera.

Autor: Isabel Marín Moral

Abogada especializada en Derecho Farmacéutico, protección de datos y nuevas tecnologías.

7 opiniones en “¿Puedo utilizar una foto de la galería de Google en mi blog o en un trabajo particular?”

  1. Hola Pilar, que post tan interesante. La verdad es que desconocía esa opción de Google. La usaremos a partir de ahora.
    Te quería hacer otra consulta que no esta relacionada con este tema: ¿Puede una persona calumniar o injuriar a un tercero a traves de correos electrónicos acusandole de falsos delitos, amparandose en el hecho de que esos correos son privados (aunque los manda a mas de 100 personas, toda su lista de correo), que contienen datos suyos de caracter personal y que están protegidos por el secreto de las comuncicaciones que garantiza la constitucion?
    Muchas gracias de antemano, Pilar. Estoy muy preocupada con este tema.
    Un saludo
    Paula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *