Las app para la farmacia. ¿Cuál interesa? Legalidad

 Apps hay muchas. Tener una app parece ser ahora un “must” en la farmacia pero hay distintos tipos de apps. No todas son iguales ni tampoco en todas la farmacia es igual de responsable. Si tienes interés en saber qué apps pueden utilizarse en la farmacia  no dudes en consultar la guía de Pablo Arriola, pero  nosotros nos vamos a centrar en la app que es de la farmacia, esa app que conecta directamente la farmacia y el cliente. Veamos, por tanto, varias cosas en relación con las app en la farmacia que pueden ser interesantes para una toma de decisión sobre qué es lo que en cada caso se necesita o para comprobar si ha tenido en cuenta la legalidad.

1. La app no sirve para vender medicamentos.

Sí, la app clásica no vale para vender medicamentos otc online porque así lo ha dicho la AEMPS. Es posible que en el futuro esta medida cambie, pero hoy no es posible porque la venta sólo es a través de web, y esta palabra en concreto es la que consta en el RD 870/2013. Por tanto, si la farmacia quiere tener una app para vender OTC mejor que vaya pensando en otra cosa.

app farmacia
app farmacia

2. La app puede desarrollarse para vender Parafarmacia.

Existen ya farmacias que tienen su propia app para este fin. En este caso debe asegurarse dos cosas, primero que en su Comunidad Autónoma no tienen problema para tener la app ya que debemos saber que es una forma de promoción de la farmacia. En segundo lugar, debe tenerse cuidado con la protección de datos. Que sea una app no significa que sea ajena a la LOPD, por eso debe evaluarse bien qué datos se recogen, si el fichero está dado de alta en la AGPD y si la farmacia tiene Documento de Seguridad donde se incluya este fichero. En caso de que venda la SL también aplica lo que hemos dicho sobre LOPD.

¿La protección de datos es igual que la web? Pues no  necesariamente, por ello debe evaluarse.

3. La app puede servir a la farmacia para atención farmacéutica.

En este punto yo debo recomendar la que he desarrollado: PharApp. Es una app que permite a la farmacia ayudar a sus pacientes para recordarles sus tomas con alertas en su móvil. En este caso, la farmacia tiene su propia app para sus pacientes. Es una forma de hacer un SPD más fácil y asequible económicamente y generar engagement, teniendo la farmacia y el cliente a su disposición un canal de comunicación seguro. Es legal en todas las Comunidades Autónomas y, además, esta aplicación tiene resuelto el tema de Protección de Datos y seguridad. 

Pharapp
Pharapp

Cualquier otra app que se cree para atención farmacéutica deberá tener especial cuidado con la protección de datos.

 4. Otras app para la farmacia

La farmacia puede optar por otro tipo de app a través de la cual no se vende pero en la que cuenta qué hace la farmacia, los servicios que ofrecen e incluso tienen un calendario con el que interactuar para poder ponerse en contacto y reservar hora. Si la app recoge o trata datos de clientes o usuarios debe tener en cuenta lo dicho sobre LOPD, si además los datos son de salud porque el servicio es de salud la protección es de nivel alto.

5. Puede ocurrir que la farmacia no tenga su propia app pero esté en un marketplace que sí tiene app.

En ese caso es el marketplace el titular de la app, así que es el que tiene que tener bien hecha la protección de datos, sin perjuicio de que la farmacia cuando empiece a incorporar datos a sus ficheros propios con motivo de estar en esa app deberá acometer sus cambios o adaptaciones en su política de protección de datos. Por tanto, estar en un marketplace no exime a la farmacia de tener bien la protección de datos.

Otras dos cosas sobre las que pensar:
  • Si la app te la hace un informático o una empresa, pregúntate: ¿Tienes reflejado en el contrato qué pasa con la política de protección de datos? ¿Te la hacen ellos o te tienes que encargar tú? Piensa que hay apps que no tienen nada sobre protección de datos. ¿Y si te la hacen mal y te sancionan, pone algo en tu contrato? ¿O sólo respondes tú, como farmacia, titular y responsable?
  • Consecuencias: ¿Qué pasa si la farmacia no hace nada porque entiende que esto de la protección de datos es un “sacacuartos” (oído en farmacia)?. Pues bien, la contestación es fácil: se la juega a multas que pueden llegar a los 600.000€. ¿Merece la pena? Que cada cual conteste.

Y si tienes dudas sobre protección de datos o quieres adaptar tu farmacia, app, web o servicios a la LOPD recuerda que puedes contar con nosotros. Nos interesa que tengas todo hecho con profesionalidad, adaptado a ti, teniendo en cuenta tus peculiaridades. Pregunta sin compromiso porque llevamos adaptando farmacias a la normativa de protección de datos desde hace más de 15 años: info@farmaciayderecho.com

Autor: Isabel Marín Moral

Abogada especializada en Derecho Farmacéutico, protección de datos y nuevas tecnologías.

Deja un comentario.