Cinco reglas de oro para tener tranquilidad laboral en la farmacia

La farmacia, como cualquier establecimiento, tiene que ser capaz de poner orden en materia laboral. Es cierto que en la farmacia se vive como en una especie de familia, pero como en todas hay sus más y sus menos. ¿Qué se puede hacer para tener más tranquilidad laboral o lo que ahora se llama buen clima laboral?

tranquilidad-en-la-farmacia

1- Deja claro las funciones de cada uno.

Piensa que nadie sabe lo que tiene que hacer hasta que se lo dicen y que en cada farmacia las reglas de juego son diferentes. Además, el convenio colectivo no da muchas pistas de las funciones que tiene que hacer cada empleado. Por eso es importante pararse a pensar y redactar por escrito qué quiere el titular que hagan sus empleados y éstos deben saberlo para poder actuar en consecuencia, eso da tranquilidad laboral. Ten un buen contrato con los empleados más allá del formulario del SEPE.

2- Trata a todos con igual rasero.

Si puede parecer que es una recomendación de esas que llamamos “de cajón de madera” pero lo cierto es que ya sea porque el adjunto lleve mucho tiempo (o poco) o porque sea fan de tu equipo de futbol o porque los hijos vayan juntos al cole, el trato siempre debe ser igual para todos. Crear diferencias (aunque no seamos conscientes) crea bajo rendimiento y hastío.

3- Deja claro qué se paga y cómo se paga.

Sí, al final todos trabajamos por dinero y en la farmacia no es una excepción. Por ello, deja claro desde un inicio qué se paga y no sólo el salario del convenio, sino también las guardias, la formación, o lo que veas que puede traducirse en dinero. Esta regla es super importante por eso debes pensarlo bien y debe también firmarse entre las partes.

4- Para tener tranquilidad laboral hay que ser también agradecido.

Eso no significa que tengas que dar regalos pero sí una palmadita en la espalda si las cosas se hacen bien. Es también importante celebrar los éxitos del equipo porque al final la farmacia la hacen todos los que en ella trabajan.

5- Implica y conoce a tu equipo.

La farmacia funcionará mejor si tu equipo también asume responsabilidades y les das cancha para que puedan dar su opinión. De esa manera se evita lo que llamamos burn out (estar quemado) y con eso evitamos bajas por depresión u otras que encierran el desencanto por el trabajo. Por eso es bueno tener una buena organización del trabajo para que cada uno pueda dar el máximo en lo que le gusta. Esto implica saber qué hace cada uno bien. Además plasmarlo por escrito es también recomendable

En definitiva trabajar en la farmacia debe ser entretenido y satisfactorio, por lo  hay que trabajar para que lo sea. Sólo así habrá buen clima laboral. ¿Y si no lo hay? Pues hay medidas que tomar antes de acudir al despido, pero haz algo y dejes todo de mano de la suerte o del tiempo. Al final si las cosas no funcionan no mejorarán si no les pones arreglo y si eso pasa por despidos, en ocasiones, es la mejor inversión.

Si necesitas tener contratos, funciones de empleados, si quieres que nos metamos en la piel de tu farmacia para mejorar el tema laboral, cuenta con nosotros y si tienes que hacer despidos también, pero antes déjanos asesorarte para intentar evitarlo. Pone en contacto con nosotros en isabel.marin@farmaciayderecho.com

 

Autor: Isabel Marín Moral

Abogada especializada en Derecho Farmacéutico, protección de datos y nuevas tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *