Un blog en mi farmacia (parte primera)

He leído en El Global una noticia sobre el estudio “You share, we care” realizado entre los directores de comunicación de la industria sanitaria: http://www.elglobal.net/elglobal/articulo.aspx?idart=745181&idcat=784&tipo=2. De las conclusiones obtenidas cabe destacar que el entorno 2.0 es un medio dominante dentro del sector de la salud, que el 70% considera la necesidad de incluir herramientas digitales en su estrategia de comunicación y que un 75% identifica a los bloggers como los nuevos líderes de opinión, si bien sólo un 42% se muestra preocupado por las restricciones legales. Además, otro dato es que 8 de cada 10 pacientes busca información relacionada con la salud en la red http://www.pmfarma.es/noticias/16475-internet-una-oportunidad-para-la-industria-segun-60-profesionales-sanitarios.html?utm_source=twitter&utm_medium=manual

Si los bloggers son los nuevos líderes de opinión (de índole sanitaria) y se busca información sobre salud se plantean las siguientes preguntas:
1. ¿Puede el farmacéutico asumir un papel activo, escribiendo sobre salud y dando consejos?
2. ¿Necesita la farmacia un blog?
3. ¿Tiene algún problema legal?

Consultando y visitando Internet comprobaremos que hay muchos blogs, aunque en las farmacias proporcionalmente hay pocos. Sin embargo hay algunos que tienen una gran implantación y disponen de seguidores fieles fuera de la farmacia física. Es el caso del blog de Gema Herrerías, de la farmacia A5 de Sevilla, http://a5farmacia.blogspot.com.es/, que ha superado el millón de visitas y está dedicado a dermofarmacia y cosmética. Es un blog de referencia en esta materia y puede afirmarse que su farmacéutica se erige en formadora y lideresa de opinión.

Ligados a la dermofarmacia y cosmética, y no pretendiendo enumerar los existentes sino dejar muestras a título de ejemplo, encontramos otros como el blog Chic and Health, http://parafarmacialavega.blogspot.com.es/, el blog la Farmacia Porvera http://farmaciaporvera.blogspot.com.es/, el de la Farmacia Sarasketa, http://blog.parafarmaciasarasketa.com/ o el blog de la Farmacia Montesinos http://farmaciaamontesinos.blogspot.com.es/ Además, hay algunos muy recientes como http://secretosdecosmetica.es/ de la Farmacia Cervantes.

Hay, por otro lado, blogs que, sin olvidar la dermofarmacia, se adentran en materias relacionadas con el medicamento y/o enfermedades, como el blog de la Farmacia Mª A. Casanova, http://farmacblog.wordpress.com, o el de la Farmacia Carlota Olaizola http://farmaciacarlotaolaizola.wordpress.com/. Y de los más recientes podemos hablar de http://farmaciagemmarubis.wordpress.com

La característica común de todos los blogs es que son instrumentos de información al cliente de modo que el “consulte a su farmacéutico” se transforma en post y queda por escrito para leerlo y releerlo cuantas veces se quiera.

Los blogs por tanto existen, pero ¿puede el farmacéutico asumir un papel activo, escribiendo sobre salud y dar consejos?

Informar sobre salud, indudablemente, es competencia del farmacéutico, según se contempla en las diferentes Leyes de Ordenación Farmacéutica que tenemos en cada Comunidad Autónoma. En ellas, mayoritariamente, se enuncian funciones del farmacéutico como son: el consejo farmacéutico, la promoción de hábitos de vida saludables y la educación sanitaria, especialmente en relación con el uso racional de los medicamentos y, en relación con la salud pública, su participación en la prevención de las enfermedades. Además, esa labor de consejo queda patente en el “consulte a su farmacéutico” que podemos ver en la publicidad de los medicamentos.

Pues bien, todas las funciones enunciadas pueden desarrollarse por escrito y eso tiene encaje en el blog, a través del cual se puede realizar una gran labor farmacéutica. Además, de esta forma se podría cambiar la estadística del estudio “You share, we care”, que dice que las principales fuentes de información online que consultan los pacientes son los foros (42%), Google (41%) y Wikipedia (27%).

A pesar de todo lo dicho, se plantea la duda de si puede haber problemas de legalidad en el hecho de disponer de blog en la página web de la farmacia, de lo que trataré en el siguiente post.

Primer análisis del proyecto de RD que regula la venta de determinados medicamentos por Internet.

El Ministerio de Sanidad tiene colgado en su web http://www.msc.es/normativa/docs/Rdtelematicosmedicamentos.pdf el Proyecto de Real Decreto por el que se regula la venta por procedimientos telemáticos de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica. Es decir, este real decreto es la normativa de desarrollo del art. 2.5 de la Ley de Garantías, y a través de ella, se establecen los requisitos para que las llamadas OTCs puedan venderse desde la farmacia a través de un canal diferente al actual: por internet.

Más de una vez he dicho que Internet ha venido para quedarse y que las boticas tenían que actualizarse. De hecho ayer, en este blog, comencé a hacer una encuesta para ver cómo están las farmacias en la red. Pues bien, la actualidad manda. Primero desde Europa y, luego, ya (por fin) desde nuestro Gobierno se empiezan a poner las bases para que todo ello quede revestido de legalidad (clara)

Si bien, desde mi punto de vista, este real decreto es poco ambicioso, no hay duda que es un avance incuestionable. Por ello, veamos qué dice el Proyecto:

1. Qué se puede vender: medicamentos de uso humano elaborados industrialmente no sujetos a prescripción médica

2. Quiénes pueden vender: las oficinas de farmacia abiertas al público, legalmente autorizadas, que hayan efectuado la notificación de esta actividad conforme a lo previsto en el RD.

3. Qué garantías tiene la dispensación: La venta debe ser realizada con la intervención de un farmacéutico, desde su oficina de farmacia, previo asesoramiento personalizado. No pueden intervenir intermediarios, a excepción de la persona, física o jurídica, que efectúe el transporte bajo responsabilidad del farmacéutico.

4. ¿Puede haber venta cruzada, regalos, premios? No. No podrán realizarse regalos, premios, obsequios, concursos, bonificaciones o actividades similares como medios vinculados a la promoción o venta al público de medicamentos a través de procedimientos telemáticos, sin perjuicio de los descuentos sobre el precio de venta que se contemplen en la normativa vigente.

5. Cómo saben si soy o no farmacia legal: La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios creará un sitio web donde se incluirá la información de las farmacias autorizadas y también lo harán las CCAA. Además, habrá un logo que deberá estar en la página web de la farmacia.

6. Sobre el dominio: El nombre de dominio tiene que haber sido registrado por el titular o uno de los titulares de la oficina de farmacia.

7. Sobre la web: Además de los requisitos de la LSSI habrá otros como los datos administrativos de la Farmacia, las vacaciones o el período de entrega de los medicamentos, entre otros.

8. Protección de datos: se hace especial hincapié en la garantía de la protección de datos.

9. Otros temas (pero no los únicos): La entrega al paciente del medicamento irá acompañada de la información necesaria para que el paciente pueda utilizar el servicio de seguimiento farmacoterapéutico por parte del farmacéutico. La farmacia no podrá aceptar devoluciones.

¿Una farmacia con página web? Encuesta.

Hoy he decidido hacer una encuesta porque, después de analizar los datos mi blog (visitas, estadísticas, palabras de búsqueda, enlaces…), veo que el tema de la página web tiene mucho interés.

Por ello, hoy voy a ir un poco más allá y voy a pedir a mis lectores que me digan si tienen o no página web y, en su caso cómo la tienen o, incluso la razón.

Con los datos que obtenga iré dirigiendo el blog para que se ajuste más a las necesidades o inquietudes de todos vosotros. Muchas gracias por participar.

La farmacia en Internet (#Farmaencuentro2)

Este fin de semana nos hemos ido a Sevilla, que es la sede en la que ha debatido ampliamente sobre redes sociales, internet y farmacia. Es el llamado Farmaencuentro que se ha celebrado en el Real Colegio Oficial de Farmacéuticos de Sevilla en un ambiente de mucho trabajo y gran compañerismo.

En esta ocasión me encomendaron dar una charla sobre legalidad de la farmacia 2.0. y confío en que haya aclarado dudas a muchos de los presentes, porque se trata de una de las materias que más quebraderos de cabeza da a todos aquellos que se lanzan al mundo 2.0. Y esto es así porque expresamente hay muy poco en nuestras leyes sobre presencia en internet y, por otro lado, parece ser una puerta que da miedo abrir a nuestras administraciones y legisladores.

Ya he comentado en este blog que Internet ha venido para quedarse y eso hay que asumirlo. Una vez que se haga, el paso siguiente es lanzarse al mundo virtual, que no es más que el mundo real pero con otras herramientas, pero la base es la misma. El farmacéutico tiene que ejercer como profesional de la salud tanto en el mundo online como en el offline.

Un hecho incontestable es que nuestro modelo de farmacia, que es muy bueno, necesita de clientes y si desde aquí no subimos al tren de Internet, vendrán de otros países y se quedarán con nuestro negocio de salud. Ya la competencia no está a 250 metros de nuestra farmacia, en la calle transversal o en la plaza mayor, sino en cualquier punto del mundo. Es tan sencillo como eso: o la farmacia se adapta reinventándose o está tocada de muerte. No en vano traigo a colación que ya países de nuestro entorno jurídico, como recientemente Francia, permiten vender online medicamentos sin receta con normativa nacional clara como el agua, que es de lo que nuestro país, en este sector, adolece.

Debe reflexionarse sobre el hecho de que estar online no difiere mucho estar en la botica dispensando personalmente. Se trata de un canal más de venta, pero también de asesoramiento farmacéutico y, precisamente, este asesoramiento es el gran valor añadido de estos establecimientos online si los ligamos con la farmacia. Para ello hay múltiples herramientas como skype, chat o un simple email, pero también se puede hacer el asesoramiento a través de blogs (p.e. http://a5farmacia.blogspot.com.es) o videos (p.e. www.quemedaspara.es) Estar online es tener abierto un canal de asesoramiento farmacéutico durante 24 horas a los cuatro continentes del mundo. Por ello, el consejo farmacéutico es la llave que abre la botica al mundo virtual y, a partir de ahí, cada uno deberá optar por las múltiples vías existentes para capitalizar ese esfuerzo.

En definitiva, estar en internet no tiene por qué ser algo distinto de la farmacia tradicional y no debe implicar comportamientos diferentes. El profesional lo es tanto en el mundo real como en el mundo virtual y los esfuerzos e inversiones se rentabilizan en ambos ámbitos.

Hace poco una parafarmacia española, www.tubotica.es, ligada a una farmacia, me comentaba que su último cliente era de Arizona, USA. Con ello quiero hacer ver que el mundo ahí, es muy grande y está abierto a todos, existen las herramientas, pero a partir de ahí hay que trabajarlo y mucho. Pero la presencia en internet no puede ser de cualquier forma. Por el contrario, ha de invertirse en un buen asesoramiento legal, hay que hacerlo, reitero, rodeado de la máxima legalidad y ahí el farmacéutico debe ser serio, porque algo mal planteado o mal instrumentalizado puede ser fatal para el negocio, no sólo virtual sino también presencial.

Protección de datos en mi web de parafarmacia: contenido

Ya he comentado cómo, desde una perspectiva de Derecho, puede la farmacia tener una web y cuál es el futuro que espera al sector. Lo cierto es que Internet ha venido para quedarse y la farmacia debe estar ahí, antes o después. Pero, ¿qué hay que tener en cuenta para estar en Internet de forma legal? Empecemos por las páginas web de las boticas a través de las cuales se venden productos de parafarmacia (que es lo que hoy se puede hacer)

He hecho un pequeño estudio y me ha sorprendido que muchas páginas de Internet ligadas con la farmacia no cumplen, seguro que inconscientemente, con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) ni con la Ley Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico (LSSI)

Qué errores he visto y qué ha de hacerse

1º Sobre el alta de fichero de clientes.
En toda página de Internet que vende hay unos clientes que compran y unos datos que se incorporan a un fichero. Este fichero ha de estar dado de alta en la AGPD. ¿Vale el de la Farmacia? Depende. Si tenemos constituida una sociedad para gestionar la parafarmacia y la venta online se canaliza a través de ella, la responsable del fichero es esta y no la farmacia. Por tanto, la sociedad ha de dar de alta el fichero (y otros que pueda haber, como proveedores) y tener un documento de seguridad, con todos sus anexos: libros de registro (incidencias, accesos, etc), contratos de confidencialidad, etc.

En caso de que la farmacia sea la titular de la web habrá de comprobarse que en la inscripción del fichero de clientes y en el documento de seguridad de la farmacia esté reflejada la recogida de datos a través la tienda online (y todo lo que ello supone). Pero si es un fichero independiente del de la farmacia física habrá de crearse y darse de alta en la AGPD, además de la obligación de incorporarlo en el documento de seguridad de la farmacia.

2º Sobre los derechos ARCO y el consentimiento.
Como hay clientes y se recogen datos online es importante tener bien resuelto, desde la perspectiva legal, la recogida del consentimiento y los derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) de los clientes. Hay supuestos en los que se da por supuesto que se entregan los datos rellenando un formulario y hay un consentimiento implícito para que el receptor, la farmacia, pueda utilizarlos libremente, pero eso no es así. Un ejemplo puede ser que no se podrán remitir promociones, actualizaciones, ofertas al email proporcionado por el cliente virtual si no hay un consentimiento expreso para ello.

En definitiva, el cliente debe saber que los datos que entrega se van a tratar para una determinada finalidad (y la farmacia no podrá usarlos fuera de ellas) y si van a ser o no cedidos a terceros y cómo peder ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Pero además debe quedar claramente definido cómo el cliente otorga su consentimiento y para ello hay diversas formas, como la de dar la conformidad al rellenar el formulario haciendo un tic en una casilla al efecto, con lo que reconocemos haber leído y estar conformes con la política de protección de datos..

3º El aviso legal: obligatorio.
Toda página web ha de tener un “Aviso Legal” y he comprobado que en ocasiones falta o existe pero está incompleto. Ha de recordarse que, a veces, copiar lo que ha hecho alguien en Internet no es garantía de que esté bien, y pegarlo sin más en la página creada puede llegar a suponer una sanción en caso de inspección si no es un aviso completo o está mal hecho. El aviso tiene que tener todos los requisitos que establece la norma y es preferible invertir en una consulta jurídica y tener la tranquilidad de que legalmente está bien hecho.

4º La Política de privacidad: obligatorio.
También hay webs que no la incluyen y no vale con tener el fichero dado de alta y un documento de seguridad, o que se recoja el consentiemiento clicando en una casilla. Toda tienda online tiene que dar información de su Política de Privacidad, que podrá leer el cliente cuantas veces quiera, debiendo ser de fácil acceso. Ahí quedará definidos los datos que se recogen, los fines para los que se lleva a cabo su recogida y cómo se utilizan esos datos. Así mismo, se regula la forma de entregar el consentimiento por los clientes y cómo éstos pueden acceder a los datos ejerciendo sus derechos ARCO.

Si tenéis alguna duda o queréis que vuestra web esté completa desde la perspectiva de la LOPD y LSSI, no dudéis en contactar conmigo: farmaciayderecho@movistar.es

Otro día seguiremos con la presencia de las farmacias en las redes sociales como Facebook y qué hay que hacer para que legalmente esté todo bien.