La cruz de la farmacia: ¿qué normativa se aplica?

Para instalar el rótulo de la cruz de la farmacia hay que tener en cuenta que coexisten la normativa sanitaria, las ordenanzas municipales sobre rótulos y carteles, con la Ley de Propiedad Horizontal y los estatutos de la comunidad de propietarios.

Por ello, antes de poner la cruz o cambiar la que ya estaba por una más grande o diferente (por ejemplo, programable o de led) hay que valorar lo siguiente:

1. Normativa sanitaria de la Comunidad Autónoma donde está la farmacia. Debe comprobarse si se establece la obligatoriedad de disponer de una cruz luminosa y de color verde en la fachada de la farmacia que permita su localización por terceros. En ese caso no puede negarse su instalación por la administración local o por la comunidad de propietarios, si bien podrán cuestionarse y delimitarse el tamaño y ubicación, entre otras materias.

2. Las ordenanzas municipales determinarán el tamaño y, en ocasiones, características (por ejemplo, luz fija) de los rótulos y carteles, debiendo comprobarse si se incluye dentro de su ámbito de aplicación las cruces de farmacia o, por el contrario, quedan excluidas expresamente. Por tanto, con carácter previo a su instalación, es indispensable comprobar que se reúnen los requisitos que dicten las ordenanzas municipales pertinentes.

3. Es diferente instalar el rótulo o cruz en la fachada de la farmacia (local en propiedad o alquilado) a anclarla en la fachada de la comunidad de vecinos, en cuyo caso habrá de solicitarse permiso a la comunidad de propietarios por afectarse un elemento común, según la Ley de Propiedad Horizontal. En este caso deberá de pronunciarse la Junta de Propietarios en reunión celebrada al efecto y será relevante la posible afectación de algún vecino para la toma del acuerdo.

4. En caso de que intervenga la comunidad de vecinos con carácter previo a solicitarlo es importante disponer de los estatutos de la misma, para comprobar si existen reglas especiales para la colocación de carteles o rótulos en determinados espacios e incluso, las actas de acuerdos de la comunidad que puedan afectar.