Y mis premios Dardos van para…

Es un placer que el primer post del año sea sobre los premios Dardos, que debo reconocer que no conocía hasta hace unos días y que me ha concedido Anna Pitarch, @annapitarch, autora del blog Mefloquina: el blog de farmacia y salud 2.0. (http://bit.ly/KR2hdh) Continuar leyendo “Y mis premios Dardos van para…”

¿Puede promocionarse la farmacia en un hotel?

Esta semana que termina ha habido un encuentro en twitter muy interesante sobre farmacias de la mano del Club de la Farmacia, de Almirall, que se siguió con el hashtag #clubFQInight.

En él una de las cosas que se plantearon es si una farmacia puede dar charlas en un hotel o debe quedarse en su oficina de farmacia y, en caso de que se pueda, si eso es o no publicidad y, en ese supuesto si es legal promocionar productos en el hotel. Esa pregunta me la pasaron rápidamente a mi twitter @isabelmarinm, tanto a través del TL como en un DM.

Gusta ver que la farmacia está haciendo brainstorming para adaptarse a los tiempos y considero positivo que se hagan más cosas que dispensar. No debe olvidarse que el consejo farmacéutico es la gran baza que tiene el farmacéutico, lo que le diferencia, y es lo que debe explotar para poder avanzar hacia la farmacia del SXXI.

Ese “consulte a su farmacéutico” puede revestir dos formas:

• La primera (la de siempre) que es en la farmacia al tiempo de dispensar, por lo que el consejo es hacia una persona (que posiblemente luego se lo cuente a otras, pero en un principio es personalizado).

• La segunda, es un consejo colectivo y puede hacerse en la farmacia, pero también, como veremos, en más sitios como un hotel. Esta situación es la que vamos a analizar.

Comienzan a verse en las boticas que más se están involucrando en los cambios, workshops, eventos o charlas con profesionales en las que se invita a los clientes en la farmacia y se les da formación. Para eso hace falta querer ya que incluso en farmacias pequeñas se está haciendo. En ellas finalizada la jornada se hace una reorganización y se ponen sillas (valen las de IKEA y me viene a la cabeza el último anuncio en el que se daba una consiga: empieza algo nuevo: http://bit.ly/1aYcxZr) Este servicio de la farmacia, que entronca directamente con su profesión, es legal, porque es atención farmacéutica, es formación sanitaria.

Si ese consejo (a través de charla, evento o workshop) se da fuera de la botica y en calidad de Farmacia debe analizarse dónde y el marco en el que se da para que no choque con los límites legales existentes en materia de publicidad que, por lo demás, cambian según la Comunidad Autónoma. Así podemos asistir, entre otros, a los siguientes supuestos en un hotel:

• Si en un hotel de forma no puntual, sino permanente, está una farmacia, con un farmacéutico, informando sobre temas de salud e incluso llevando medicamentos, lo que se produce es un desplazamiento de la botica (y sus servicios) al hotel y eso se puede considerar ilegal ya que podría considerarse como una delegación o segundo local de farmacia. Si además se hace publicidad, deberá atenerse la botica a los límites sobre el tema que establezca la normativa de su Comunidad Autónoma.

• Si la farmacia participa en unas jornadas de formación en el hotel con otros ponentes (por ejemplo médicos), imaginemos que es sobre cómo conservar los medicamentos en casa y su utilización, en ese caso, debe considerarse que no es publicidad, sino que es una actividad divulgativa, formativa que busca una audiencia mayor de la que pudiera caber en la farmacia. Si en la publicidad del evento aparece el nombre de la farmacia considero que no puede sancionarse, pero si la farmacia pone su anuncio en la publicidad, puede tener problemas, por lo que habrá de comprobarse la normativa de publicidad.

• Si la farmacia, a través de su SL, hace un evento en un hotel promocionando productos de parafarmacia, sin formación, es legal pero si lo hace directamente a través de la farmacia puede considerarse ilegal, porque es publicidad, lo que obliga a ver la normativa de la CCAA.

En conclusión, deberá analizarse cada caso, pero todos ellos bajo el prisma de que el farmacéutico es un profesional sanitario, no sólo en su farmacia sino también fuera de ella y, por otro lado, deberá comprobarse si queda o no afectada la normativa de la publicidad.