Google y farmacia: Qué pasa cuando los datos publicados están mal

Google es hoy el buscador con más penetración en España hasta el punto que hemos creado una palabra nueva: “googlear“, que cualquier día de estos lo admite la Real Academia de la Lengua. Por eso es importante que los datos de la farmacia estén correctos, lo que significa, entre otras cosas, que la chincheta en Google Maps esté en su sitio real, pero también los datos: el teléfono, los servicios, el horario, etc. Porque además todo en Google está interconectado.

Google y farmacia
Google y farmacia

Estamos asistiendo con asiduidad al hecho de que la farmacia está en Google pero con datos erróneos y no podemos olvidar que el cliente ya no utiliza las páginas amarillas sino que “googlea” (valga la palabra). Así que si busca el teléfono de la farmacia y aparece otro, el cliente no podrá contactar y es posible que se enfade o que termine en otra farmacia.

Esto hay que resolverlo aunque Google esté en California, ya que una mala localización te puede traer algún otro problema, no sólo el no poder vender, ya que todos buscamos en Google y, a veces de forma ingenua, nos creemos a pies juntillas los datos que da.

Por ello, ¿qué debe hacer la farmacia ante esos errores de Google ?

1. Revisar que los datos de la farmacia están correctos. Es importante comprobar que si buscamos “farmacia Pepito en Madrid” el resultado que devuelva tenga correcta la dirección y el teléfono. Ambas cosas. La primera porque cada vez más se usa Google Maps y el usuario puede utilizar esa aplicación para que le dirija a la puerta de la farmacia, ya sea a pie, en coche o por transporte público (GPS) y, la segunda, porque hay veces que uno quiere sencillamente llamar a la farmacia. Un error en estos datos puede ser la diferencia entre vender y no vender.

2. Revisar el nombre. Sobre todo si ha habido traspasos ya que de estas acciones particulares Google no tiene forma de enterarse. Buscar por el nombre de un titular y que devuelva el resultado de su anterior farmacia en un pueble es algo que me ha pasado ya varias veces. Lo mismo debe aplicarse al caso de los traslados. Esto significa que cualquier cambio jurídico de la farmacia, además de todo el trámite administrativo, lleva también otro ante Google, que no es obligatorio, pero sí totalmente recomendable.

3. Revisar que los horarios y los servicios son correctos. Puede ser también la diferencia entre vender o no. Además debes saber que los usuarios pueden poner sus comentarios sobre la farmacia y si no se ajusta a sus expectativas habrá malos comentarios y deberás entrar en eso que llamamos “gestión de reputación online”. 

4. No olvidar nunca a Google. Una vez que está comprobado que todos los datos están bien hay que seguir haciendo comprobaciones periódicas.  Te cuento en este enlace una historia real que te llevará de inmediato a ver cómo está tu farmacia en Google.

5. No olvides las fotos. En Google también salen fotos de tu farmacia. Si no has puesto las que tú has querido sale la de Google Street, o sea, que igual no es muy buena y no define realmente qué farmacia tienes. Eso también debes revisarlo y lo mejor es que tú asumas el control. Recuerda que tienes que tener los derechos de las fotos para poder utilizarlas.

¿Y cómo lo hago? 

Hacer las comprobaciones es muy fácil, basta con “googlear”. Pero cuando hay un error hay que notificarlo y el procedimiento más idóneo es a través de Google My Business, donde además puedes y debes verificar tu farmacia y sus datos, modificando aquellos que son erróneos. El cambio no es inmediato, a veces tardan hasta un máximo de 60 días y, en ocasiones, si los datos que aportamos no coinciden con otros que están en registros públicos es posible que no los modifiquen.

¿Tienes dudas? ¿Quieres que todo esté bien? ¿Con tus fotos buenas? ¿Has tenido algún problema por tener mal los datos? Como en cada post te recordamos que podemos ayudarte siempre en la parte legal.

Y si quieres nuestro ebook “Quiero vender más en la farmacia de forma legal” estate atento porque se lo mandaremos durante el mes que viene a todos nuestros sucriptores de forma gratuita. Si no lo has hecho, no lo pienses más y date de alta como suscriptor.