Donaciones de medicamentos con fines humanitarios y farmacia

Las donaciones de medicamentos con fines humanitarios son necesarias  en muchos casos constituyendo un acto de solidaridad relevante e indiscutible. Debemos pensar en zonas del mundo con hambruna, catástrofes naturales o países con dificultades de acceso a fármacos. Sin embargo, vamos a ver que las donaciones de medicamentos no son como las donaciones de otros productos que se pueden recoger en el supermercado en eventos como la operación kilo, que organizan bancos de alimentos.

donaciones de medicamentos
donaciones de medicamentos

Continuar leyendo “Donaciones de medicamentos con fines humanitarios y farmacia”

Exportación paralela y protección de datos: partes implicadas

Todos los ciudadanos ya tenemos grabado a fuego el derecho a que nuestros datos no se utilicen o traten sin nuestro consentimiento y eso también lo saben las farmacias. El caso que os voy a contar parte de esa premisa: una farmacia enfadada que no quiere que sus ventas  se pongan en conocimiento del Colegio Oficial de Farmacéuticos por el laboratorio y alega vulneración de la LOPD. Este caso ha sido resuelto por la Audiencia Nacional en sentencia de 19 de marzo de 2014.

photo credit: tecnomovida via photopin cc
photo credit: tecnomovida via photopin cc

Cuál es el objeto del pleito: protección de datos

Continuar leyendo “Exportación paralela y protección de datos: partes implicadas”

La venta de medicamentos por Internet en España: una realidad pero a medias.

El sábado se publicaba en el BOE el Real Decreto 870/2013, de 8 de noviembre, por el que se regula la venta a distancia al público, a través de sitios web, de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica (Se puede leer en http://bit.ly/1bliore).

A diferencia de lo que algunos piensan, no significa que mañana todos aquellos que tienen página web pueden vender medicamentos online, sino que es el primer paso (que a mi se me antoja insuficiente).
Vamos a ver qué dice la norma: Continuar leyendo “La venta de medicamentos por Internet en España: una realidad pero a medias.”

A vueltas con la farmacia online: su justificación y la necesidad de que se regule.

Esta semana hemos leído en diversos medios que sólo las farmacias con sede física van a poder vender medicamentos online. Lo cierto es que, como ya dije en un post anterior cuando hablaba de la lista única de farmacias online (http://wp.me/p2guiz-3l), al día de hoy la normativa española no permite la venta de medicamentos online, por lo que precisamos la voluntad del legislativo para cambiar el actual marco normativo, tal y como ha pasado recientemente en Francia.

¿Cuál es la situación actual?

Nuestra Ley de Garantías, en lo referente a dispensación, diferencia entre medicamentos sujetos a prescripción médica y los que no. Los primeros en ningún caso se podrán vender por correspondencia o a través de medios telemáticos, pero los segundos sí, una vez se proceda al desarrollo normativo del art. 1.5. de dicha norma. El legislador en este caso no tiene libertad absoluta sino que está sujeto a límites que ha de respetar en todo caso y que vienen previstos en el citado art. 1.5. Ley de Garantías. Son los siguientes:
• que se dispense en oficina autorizada
• que haya una intervención del farmacéutico, previo asesoramiento personalizado
• que se cumpla la normativa aplicable a los medicamentos objeto de venta.

Y, ¿por qué después de más de 6 años desde la aprobación de la Ley de Garantías hay que moverse?

Confluyen diversos aspectos:

1. La Unión Europea manda. Debe transponerse a nuestro derecho español la Directiva 2011/62/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 8 de junio de 2011 que modifica la Directiva 2001/83/CE, por la que se establece un código comunitario sobre medicamentos de uso humano, en lo relativo a la prevención de la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal http://ec.europa.eu/health/files/eudralex/vol-1/dir_2011_62/dir_2011_62_es.pdf

2. Además la Comisión Europea ha comenzado a actuar: ha hecho una consulta pública sobre un logotipo común para las farmacias legales en internet, (eso que algunos llaman sello), que finalizaba el 17 de enero 2013 . Lo que busca la Comisión es que todas las farmacias (no almacenes) que operen online en Europa, vendiendo medicamentos de uso humano a distancia puedan quedar identificadas por los clientes como sitios seguros donde comprar medicamentos legales.

3. Es un hecho que el mercado online se mueve y ha de garantizarse, en la medida de lo posible, el derecho a la salud. En este sentido es revelador el informe de Sempora Consulting, realizado para el Reino Unido que es, en cierta forma, extrapolable a otros países europeos como España, todo ello sin perjuicio de las diferencias estructurales de las farmacias y de la ventaja que en España supone tener una farmacia cerca para el 99% de la población. Este informe revela el posible aumento de la venta online de medicamentos.

¿Qué dice el informe de Sempora Consulting, de septiembre de 2012? (http://www.sempora.com/fileadmin/fm-dam/Pressemeldungen/new120910_SEMPORA_Pharmacy_Survey_Press_Release_Final.pdf):
• Alrededor del 14% de los consumidores del Reino Unido que aún no compran en las farmacias en línea, lo harán durante los próximos 12 meses. El 36% de los que ya compran dicen que comprarán más online.
• De los actuales compradores de farmacia, ya compran en línea en el Reino Unido alrededor del 13%, pero llega al 25% en el rango de edad de 25-34 años.
• En el mercado de farmacia de Alemania compran online el 27% de los consumidores.
• Hay más posibilidades de crecimiento para este sector en el Reino Unido.
• Las razones para comprar en la farmacia online han sido: precio, libertad para comprar en cualquier momento, mayor stock y entrega a domicilio. Sólo un 4% justificó la compra online por no tener cerca una farmacia física.
• El 49% de las personas preguntadas pudo decir el nombre de una farmacia online.
• Otro impulsor clave para el crecimiento sería la receta electrónica, que permitiría a las personas designar a un dispensario de su elección, incluyendo las farmacias por internet.
• Dos tercios de los encuestados dijeron que les gustaría tener recetas dispensadas electrónicamente.

4. El Ministerio de Sanidad es consciente de la venta de medicamentos por internet, de su volumen, así como del peligro para la salud que conlleva. Por ello tiene activa una campaña contra la venta ilegal de medicamentos por internet
http://www.aemps.gob.es/informa/campannas/medIlegales/home.htm. En esta campaña se insta a no comprar en webs ilegales, pero el problema es que a día de hoy en España no hay sitios legales.

A la vista de todo ello se pueden sacar varias conclusiones:

1. Se necesita con urgencia el desarrollo de la Ley de Garantías.
2. Vamos tarde y hay que ser proactivo.
3. Deberán agilizarse todos los trámites desde las Administraciones y Colegios para que se pueda tener presencia en internet con venta de medicamentos sin prescripción cuanto antes mejor. La tramitación ha de ser sencilla.
4. Debería empezar a pensarse en la venta con prescripción: para eso está la receta electrónica y ello no debiera demorarse mucho. Esto supone la modificación de la Ley de Garantías.
5. La farmacia española siempre ha demostrado su compromiso con la defensa de la salud y, con el vigente sistema, tener presencia en Internet no debe cambiar esa forma de actuar, por el contrario es una garantía inequívoca para una correcta dispensación y satisfacción del consumidor/paciente.
6. La farmacia online no será una mera tienda, sino un lugar de protección de la salud donde el farmacéutico, como profesional, debe estar para resolver consultas como si fuera en su farmacia física. Eso es un gran valor añadido respecto a webs ilegales pero debe concretarse bien cómo se canalizarán las consultas.
7. Estamos ante un cambio importante y todos los eslabones de la cadena del medicamento se deben implicar en beneficio de los ciudadanos y su salud.

¿Es posible la fórmula del vending para los medicamentos?

Llevamos unos días muy movidos con las reflexiones que, desde todos los ámbitos, se están realizando en torno al Proyecto de Ley de Servicios Profesionales. Se habla de entrada de cadenas e incluso de liberalización, aunque si uno le dedica cinco minutos al Proyecto se da cuenta que no se habla en ningún momento de la tan temida, traída y llevada liberalización de las farmacias.

Pero dado que parece que todo puede valer (aunque no es así) traigo a colación una cuestión que me han preguntado y que me parece interesante a la par que inquietante: ¿puede hacerse vending de medicamentos?

La palabra vending, un neologismo de origen inglés, hace referencia al suministro mediante máquinas expendedoras accionadas de forma mecánica previo pago, que están operativas durante 24 horas y que, al día de hoy, tienen bebidas calientes y frías, snacks, catering (incluso alimentos congelados), cebo, flores, tabaco, recogida de envases (sobre todos en otros países). Pero también se pueden suministrar productos de higiene, artículos de fotografía, video y películas, revistas y periódicos, sellos, tickets y billetes.
Según Wikipedia, las primeras máquinas de vending se desarrollaron en Inglaterra ya en el siglo XVII al objeto de despachar tabaco y goma de mascar y es constatable su evolución imparable, lo que en el sector de la farmacia puede generar algún temor.

¿Podrían venderse medicamentos en estas máquinas expendedoras? La contestación es rápida: No.
La respuesta tiene su base en la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento que dice, de forma expresa, que: “La custodia, conservación y dispensación de medicamentos de uso humano corresponderá exclusivamente:
a) A las oficinas de farmacia abiertas al público, legalmente autorizadas.
b) A los servicios de farmacia de los hospitales, de los centros de salud y de las estructuras de atención primaria del Sistema Nacional de Salud para su aplicación dentro de dichas instituciones o para los medicamentos que exijan una particular vigilancia, supervisión y control del equipo multidisciplinar de atención a la salud”. Cualquier otro local queda totalmente excluido.

Por tanto no pueden ponerse máquinas de vending con medicamentos como si de bebidas refrescantes se tratara. Pero ni siquiera podrían venderse medicamentos en máquinas de vending en los establecimientos previstos en la Ley de Garantías porque se exige en las oficinas de farmacia la intervención del farmacéutico quien, además de responsable de la dispensación de medicamentos a los ciudadanos, ha de velar por el cumplimiento de las pautas establecidas por el médico responsable del paciente en la prescripción, y cooperará con él en el seguimiento del tratamiento a través de los procedimientos de atención farmacéutica, contribuyendo a asegurar la eficacia y seguridad de los medicamentos. Por tanto, difícilmente puede compaginarse la intervención del farmacéutico con la máquina de vending, como tampoco será posible consultar al farmacéutico y que éste haga un seguimiento o de un consejo, si el cliente trata con una máquina.

La Ley de Garantías no habla de vending, sólo de forma expresa prohíbe la venta por correspondencia y por procedimientos telemáticos de medicamentos y productos sanitarios sujetos a prescripción médica, pero la venta a través de máquinas expendedoras es cosa diferente. Tampoco es venta a domicilio o a distancia.
Pero a pesar de la falta de mención expresa, al día de hoy, ningún medicamento puede venderse en una máquina, ni siquiera los no sujetos a prescripción médica por la necesaria intervención del farmacéutico en la dispensación.

La labor del farmacéutico es, por consiguiente, mucho más que la mera dispensación. Hay un valor añadido incuestionable: vela por el bienestar fármaco-sanitario del paciente. Por eso la farmacia es un establecimiento sanitario, tiene su normativa específica y así hay que defenderla.