No me dejan hacer publicidad de la farmacia con Google Ads, ¿Por qué?

«No me dejan hacer publicidad de la farmacia con Google Ads» es una frase que estoy oyendo últimamente mucho. Lo cierto es que la farmacia que tiene una página web, ya sea de parafarmacia o de venta online de OTCs debe ser consciente que ni no aparece en las primeras páginas de búsqueda de Google le será muy difícil vender. ¿Puede usar Google ads, que es la forma de pagar por publicidad en este buscador?  ¿Puede pujar libremente por las palabras que quiera, que es la forma de hacer publicidad?

No me dejan hacer publicidad de la farmacia con Google Ads
No me dejan hacer publicidad de la farmacia con Google Ads

La política de Google es muy estricta para las farmacias. ¿Por qué no me dejan hacer publicidad de la farmacia con Google Ads?

Para determinar si un anunciante está promocionando una farmacia online Google tiene en cuenta una serie de factores, como el contenido de los anuncios, el sitio web o la aplicación, así como los productos o servicios que se ofrecen. Esta política se fundamenta en una colaboración activa con la política de combatir medicamentos falsos, después de haber tenido que hacer frente a multas millonarias en otros países.

Consecuencia de ello es que no se permite promocionar las páginas de destino que enlazan con contenido que parezca indicar que hay una oferta de medicamentos o forma de conseguirlo, por tanto, Google limita la publicidad de páginas que puedan indicar que se venden medicamentos online, tanto con receta como sin ella y por eso se limita la publicidad de las farmacias.

Google sólo permite la publicidad de farmacias en los siguientes países y, entre ellos, no está España: Alemania, Australia, Brasil, Canadá, China, Estados Unidos, Hong Kong, Japón, México, Nueva Zelanda, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Taiwán. Esta limitación, vigente a la fecha de este post, no contempla las diferencias que pudieran haberse introducido a raíz del RD 870/2013 de 8 de noviembre, por el que se regula la venta a distancia al público, a través de sitios web, de medicamentos de uso humano no sujetos a prescripción médica.

Además, Google tampoco permite a España, al día de hoy, que  las farmacias online cuenten con la llamada «certificación de Google» para publicar anuncios. Así que si se intenta hacer una publicidad es probable que el anuncio lo denieguen sin más, tal y como está pasando actualmente.

En este punto si nuestras autoridades quieren apostar por las farmacias legales en la red es indiscutible que deben también permitirlas estar en Google de forma significativa, lo que significa que deben dar los pasos necesarios para que cambien esas políticas, puedan hacer publicidad con Google Ads y así puedan aparecer en los primeros lugares. Esto obliga a nuestras autoridades a hablar con Google para que cambie la vigente situación y así evitar eso de «No me dejan hacer publicidad de la farmacia con Google Ads». Desde mi punto de vista, mantener la prohibición actual supone indirectamente una promoción de las ilegales o las legales de otros países y ninguna de esta dos opciones supone una ventaja para la farmacia española.

Evidentemente Google no tiene un ejército de empleados dedicado exclusivamente a investigar las condiciones concurrente a cada publicidad de forma específica, pero sí controla las palabras clave, no sólo de la publicidad que se quiere hacer, sino también de la web. Por eso, de un tiempo a esta parte, Google está impidiendo que parafarmacias que durante años han pagado por esta publicidad hoy encuentren grandes dificultades. La razón es que consta la palabra farmacia en alguna de las partes de la web.

Además, hay que tener en cuenta que Google establece una política de prohiciones específica para España, más allá del medicamentos o OTC y tiene que ver con productos dietéticos y con la píldora del día después.

En relación con productos dietéticos, Google no permite anuncios, sitios web ni aplicaciones que promocionen procedimientos médicos para perder peso. Tampoco permite anuncios, sitios web ni aplicaciones que promocionen productos relacionados con la pérdida de peso si cumplen alguno de los criterios siguientes: ofrecen presuntas propiedades medicinales, prometen resultados específicos  o usan testimonios de personas anónimas, personas famosas u organizaciones. De igual forma tampoco se permite de forma concreta para España los anuncios relacionados con el aborto o la píldora del día después.

Entonces, ¿qué puede hacer la farmacia? Utilizar otras formas de generar tráfico y para ello hay que contar con formación  y especialistas en ello. Si estás pensando en ello, no dudes en preguntarnos y olvida eso de «No me dejan hacer publicidad de la farmacia con Google Ads».

Lo importante es que hay vida más allá de Google Ads para la farmacia.

¿Tienes dudas o necesitas asesoría? Farmaciayderecho  te puede ayudar. No dudes en mandar un mail a info@farmaciayderecho.com

Autor: Isabel Marín Moral

Abogada especializada en Derecho Farmacéutico, protección de datos y nuevas tecnologías.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.