La historia interminable del convenio colectivo de oficinas de farmacia.

Hace ya un tiempo que no hablo del convenio, porque la situación es cuando menos incierta y con bastante casuística, como vamos a ver. Así que las posibles soluciones nunca satisfarán a todos.

¿Qué ha pasado desde mi último post sobre este tema? Si os acordáis es aquel que se titulaba: “La sentencia de la Audiencia Nacional de 23 de julio 2013, sobre ultraactividad de los convenios colectivos denunciados. Y el fin de la incertidumbre en las farmacias” (http://wp.me/p2guiz-7I).

En ese momento parecía que todo iba a aclararse porque, coincidiendo en fechas con la Sentencia de la Audiencia Nacional, se llegó al acuerdo de prorrogar el convenio hasta el final del año 2013. Este acuerdo se publicó en el BOE el día 28 de agosto de 2013 (http://bit.ly/1bEwcAS), cuando todos estábamos pensando en la reentrada después del período vacacional, y allí se decidió que no habría subida salarial para los años 2011, 2012 y 2013.

Sin embargo, de repente, el día 5 de octubre nos desayunamos con la publicación de la Resolución de 26 de septiembre de 2013, de la Dirección General de Empleo, por la que se dejaba sin efecto la de 12 de agosto de 2013, por la que se registró y publicó el Acuerdo de prorrogar la ultraactividad del XXIII Convenio colectivo marco para oficinas de farmacia (http://bit.ly/1k3bXMo). Ahí nos enteramos que don Felipe de Donesteve y Velázquez-Gaztelu presentó a través de medios electrónicos en la Dirección General de Empleo la documentación relativa al Acuerdo de prórroga de la ultraactividad del XXIII, pero que posteriormente en septiembre manifestó por escrito que no contaba con la habilitación necesaria para dicha presentación, razón que  fue acogida por la Administración. Y de vuelta ¿a la casilla de salida?

En ese momento, y ahora, el acuerdo de prórroga consta firmado pero no publicado lo que está generando mucha incertidumbre, especialmente en el tema de los salarios, ya que hay farmacias que han revalorizado y otras que, siguiendo lo acordado in extremis, no lo han hecho o están retrayendo de las nóminas de los empleados las subidas efectuadas, creando diferencias entre los mismos, que es lo que menos necesita la farmacia actual.

A esto se une que muchas farmacias han firmado convenios particulares con sus trabajadores por indicación de la Patronal (cuando estaba todo en el aire) y dichos acuerdos siguen estando vigentes y se aplican con prioridad frente a convenios provinciales y nacionales, de acuerdo con el Estatuto de los Trabajadores. En ocasiones se han pactado incluso bajadas salariales, que como es adivinable, ahora los empleados cuestionan. Queda en el aire qué va a pasar cuando se firme el Convenio XXIV, si esos acuerdos se van a mantener o no y si la patronal va a asesorar que se aplique el convenio. Por tanto, queda abierta una puerta que puede generar grandes diferencias e inestabilidad.

Como es lógico, ahora la prioridad es conseguir un acuerdo para suscribir el XXIV Convenio, que tiene como uno de sus caballos de batalla a la subida salarial, sobre la que, tras un atisbo de acuerdo, vuelve a haber grandes diferencias entre ambos bandos. En este sentido, el 19 de noviembre se publicaba en El Global (http://bit.ly/Ip9YXm)  que “los sindicatos piden ahora subir un 4% los salarios en 2014” y con esto se rompía el acercamiento que parecía que existía en torno al salario con una subida del 3 por ciento para el periodo 2014-2016.  Ante esta situación hay que esperar a la reunión del día 4 de diciembre (http://bit.ly/IBNemD) y, si no es posible la aproximación, habrá que confiar en que el Sistema Interprovincial de Mediación y Arbitraje (SIMA) resuelva de forma clara las incertidumbres actuales.

Hasta aquí tenemos hechos, pero es necesaria una reflexión “crítica” y personal. Cada farmacia es diferente y tiene una situación económica particular, pero es bueno que las reglas laborales estén claras, aunque no gusten a todas las partes. Eso no significa que sea imprescindible el Convenio o que no puedan firmarse acuerdos particulares. Lo que necesita el trabajador y el titular de la farmacia es conocer qué debe aplicar, con seguridad jurídica (esta es la clave), que es justo lo que ahora no existe, porque, por ejemplo, no se puede considerar aceptable que en el 2013 se acuerde (¡!) no aplicar una cláusula de revalorización de forma retroactiva para 2011, 2012 y 2013.

En resumen, tanto los sindicatos como la patronal deben ser responsables y hacer su trabajo. Tienen ante sí una buena oportunidad que no deben desaprovechar y tienen que ponerse a negociar, de buena fe y con las ideas claras, pensando en la profesión.

La farmacia, al día de hoy, tiene demasiados frentes abiertos, cerremos por lo menos el laboral.

Autor: Isabel Marín Moral

Abogada especializada en Derecho Farmacéutico, protección de datos y nuevas tecnologías.

12 opiniones en “La historia interminable del convenio colectivo de oficinas de farmacia.”

  1. Si al final el sima es el que decide el futuro convenio,no creo que ponga unas condiciones laborales peor de las que la patronal pretende imponer.
    Que mínimo una revalorización de los salarios hasta2013 y ya veremos para los siguientes años

    1. Mi enhorabuena por su buen trabajo aclaratorio para todos/as las personas que componemos la gran familia de las oficinas de farmacia en España.
      Aunque yo personalmente creo que ya está bien de tanto llorar por parte de la mayoría de las farmacias, que si no me equivoco, pocas trabajan los éticos por debajo del 30% bruto, por lo que podrían dar un sueldo digno. Y en caso contrario, siempre queda que la trabajen los empresarios que no puedan dar este sueldo. ¿No creéis?

      Feliz año 2014.

  2. Te falta comentar lo que creo que es lo más importante para los trabajadores, la sentencia de la Audiencia Nacional de febrero de 2013 que ya reconoce el derecho a cobrar las subidas del ipc. Creo que comentar esto es lo mas importante de la situación actual del convenio.

  3. ¿Por qué no hablas de la sentencia de la Audiencia Nacional de febrero de 2013? Es la más importante para todos los trabajadores de farmacia y en cambio ni la nombras. En ella se reconoce nuestro derecho a las subidas anuales del IPC. ¿No te parece importante?

    1. Claro que sí me parece una sentencia interesante . Mira en el blog y verás mi opinión sobre ella. Esta entrada tiene otra finalidad, que es contar de forma fácil qué ha pasado con el convenio en lo que a negociación se refiere.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.